sábado, 22 de noviembre de 2008

cuento Infantil


Los planetas y sus amigos



Había una vez cinco amigos marcianos que se fueron a Marte para ver si había agua. Lo descubrieron, no había agua. De pronto vino una nave espacial, salieron los astronautas y les dijeron: que salgan o los envenenarían. Los marcianos Monki, Sonki, Inki, Conki y Ponki les respondieron que no saldrían de ese lugar por lo tanto tendrían que irse ellos. Otro día Monki, Sonki, Inki, Conki y Ponki, se fueron a otro planeta. Viajando por el espacio Monki se encontró con su papá llamado Comoco entonces el papá le dijo vayan a otro planeta los marcianos hicieron lo que el papá de Monki les dijo. Pasó una hora y llegaron a Júpiter, pero no estuvo tan bueno porque casi los envenenan. Después fueron a la Luna, estaba muy bueno porque se encontraron con cinco amigos más llamados: Chunki, Yinki, Fonki, Tuinki y Ronki. Hicieron una fiesta por encontrar amigos nuevos, pero vino Comoco y les dijo: se tiene que separar porque sino los van a envenenar. Ellos no quisieron hasta que un día se tuvieron que separar sí o sí. Igualmente siguieron siendo amigos y fueron felices.


Ramiro Losada y Julián Castro

jueves, 6 de noviembre de 2008


Estimados colegas, al tomar una decisión y seleccionar un recurso que seadel interés del alumno, debemos conocer y apropiarnos del tema. La experiencia de informatica educativa "el juego de cartas coleccionables" no es muy conocida por los docentes es po ello que a partir de un resumen podran conocer y posterirmente aplicarla a sus clases.


En Mitos y Leyendas, eres un poderoso señor de la guerra que está en constante lucha con reinos vecinos. Tienes la misión de defender tu Castillo de los ataques de tus oponentes, generando recursos para poder comprar los servicios de poderosos Aliados, que acudirán a la defensa de tu Castillo.
Las cartas de cada jugador incluyen su propio Mazo Castillo – la representación de la fortaleza que defiendes – junto a otras cartas como Aliados, Armas, Talismanes, Tótem y Oros.
En el turno de cada jugador, estos distribuyen sus riquezas (representadas por cartas llamadas Oros) con las que pueden contratar los servicios de poderosos Aliados, junto a otros elementos que le ayudarán a proteger su Castillo. Es en el turno de un jugador donde debe decidir si atacará a su oponente o prefiere esperar por una mejor oportunidad.
Si se realiza un ataque, los Aliados de cada jugador se enfrentan en un combate, donde sólo prevalece el más fuerte. Aquellos Aliados que han derrotado a los que trataban de defender inflingen daño al Castillo oponente, debilitándolo progresivamente.
A medida que el juego avanza, poderosos Aliados acudirán a la defensa de tu Castillo, y la derrota de tu oponente estará cada vez más cerca.
Si logras derrotar el Castillo de tu oponente, ¡eres el vencedor!